jueves, 19 de julio de 2012

Entrevista Antonio Alarcos tras el triunfo en las 24 horas de Montmeló.


Antonio Alarcos junto con los pilotos: Javi del Amor, Adrián Bonastre, Víctor Casas y Antonio Alarcos, con el Team Suzuki Català Dunlop, han ganado la 18ª edición de las 24 Horas Frigo de Motociclismo del Circuit de Catalunya que se celebraron en Montmeló. Dirigidos una vez más por Eduard Català, completaron un total de 736 vueltas, un giro más que su eterno rival: el Team Yamalube Folch Endurance. Ambos mantuvieron una lucha ‘sin cuartel’ casi hasta última hora, a pesar de que la Suzuki mantuvo el liderato desde la primera hora de carrera hasta la última. En la tercera posición general con 717 vueltas quedó el Team Louit Moto 33, pilotando una Kawasaki ZX-10, el equipo francés es todo un clásico de esta carrera, dónde que ya demostró buenas maneras en anteriores ediciones.

La carrera sufría un golpe de efecto importante cuando sobre las siete de la madrugada, el Team Suzuki Català Dunlop, se disponía a realizar un relevo para suministrar carburante a la GSX-R 1000, ésta se quedaba sin gasolina en la zona de ‘La Moreneta’ y Javi del Amor tenía que volver a pie, dilapidando tres suculentas vueltas. Cuando parecía que la diferencia entre los dos equipos quedaba establecida en 4 vueltas, una rotura en la cadena les hacía perder dos vueltas más. El box de Suzuki solucionaba la incidencia con presteza y les devolvía de nuevo a pista conservando el liderato hasta el final.

Pasado algo más de una semana le preguntamos a Antonio sobre las 24 horas.
- ¿ Cuentanos lo que más nos interesa como lo pasaste?, bueno mejor ¿como va la Suzuki Catalá?-
(risas...) La experiencia ha sido genial, el trato con Eduard y con todo el equipo ha sido más que amigable, me han hecho participe de su familia. Me impresionó mucho, por que como es normal, sé que eran reticentes a que me subiera a la Suzuki. Con 20 años, mi primer año en Extreme, sin haber corrido antes una resistencia. Pero todo lo contrario una vez me llamaron para realizar el test previo, ya era uno más. Todo muy en serio, pero muy en familia. No sé como expresarlo. 
Eso unido a resto de pilotos con los que compartia montura, "joder" Del Amor, Victor Casas, Bonastre. Me dio mucha seguridad y al mismo tiempo mucha responsabilidad. Eso y el apoyo en todo momento de Guillermo ( su mecánico y amigo).

-¿Si pero y la Suzuki?-
(otra vez risas...) La verdad, cuando me subí la primera vez, el día del test previo. Eso se movía mucho. Pero claro yo venía de haber corrido la prueba del CEV allí mismo en Montmeló. Con mi ZX10 con mi equipo GT-Engineering.es con el que llevamos un año trabajando con la moto. Con Ivan nuestro telemétrico que se pasa las horas peleándose con las curvas y el ordenador. Con 15 litro de combustible frente a los 24 de la moto de las 24 horas. El CEV se disputa a 16 vueltas, con neumáticos para esas vueltas. 
Pero una vez me fui haciendo a la moto, a todo lo diferente que es una moto de resistencia. Rodé muy a gusto, el motor empuja mucho. Aún con el depósito lleno la moto se sostiene bien, se maneja realmente bien. En las frenadas no hay tanta transferencia de pesos como cabía esperar. Son 10 litro más que una moto del CEV. Y como frena...

-Cuéntanos la carrera, ¿se te atragantó la noche?-
Buah...(exclama) No es que se me atragantara. Los primeros cambios del día no estaba nervioso, vaya no como después. Yo cogí un ritmo y lo mantuve. Marqué el segundo mejor tiempo de mi grupo en los cronos. Y si, de noche no se me dio bien, no hay sensación de pilotar de noche, es el mismo circuito, el mismo grip. Pero no sé. 


- Tu mejor vuelta fue cuando llevabas 22 horas de carrera. ¿ Y eso?-
Si bueno es lo que te decía de la responsabilidad. Al principio los primeros cambios no tenía nervios, mantenía un ritmo cómodo, seguro y iba haciendo la carrera. Teníamos ventaja sobre Folch, Del Amor, Bonastre y Casas son muy buenos. Imagínate si me cargo la moto...
Por la noche pues más de lo mismo. Pero cuando faltaban un par de horas, teníamos a penas dos vueltas de ventaja sobre Folch. Yo iba cómodo, estaba bien físicamente, todo lo bien que se puede estar con 22 horas de carrera. Y aunque nervioso y cansado, tenía que apretar el culo.

- Y el podio.-
Ya no sólo el podio, la gente de Dunlop. Josep y Emilio que apostaron por mí, Eduard y la familia Team Catalá. Fue lo más grande. Subir al podio con Del Amor, Bonastre, Victor y yo, Alarcos. Llevarme ese pedazo de copa para casa, para mis padres, también para GT-Engineering.es. 

-Este fin de semana vuelve el CEV Albacete I. ¿Que esperas de está carrera?-
El año pasado corrí tres veces en Albacete, es dónde más he entrenado. Dónde más hemos trabajado con la moto. Espero hacerlo bien, nuestro reto es quedar entre los 5 primeros. Avanzar por el título de privados y soñar con un podio absoluto. Sólo eso espero de Albacete.(risas...)

Gracias a Antonio Alarcos por la entrevista. Un piloto privado, por reglamento y presupuesto. Nos vemos en el podio de Albacete.
 
Texto: cartXata.com
Fotos: Suzuki Catalá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario